FANDOM


FD Logo Espeon's company

Este capítulo es patrocinado por FranMagius y Espeon114.

FBWM Prólogo

~El destino, trazará nuestros caminos~

FBWM Símbolo

La vida, aquello que desde los comienzos del universo empezó a tomar un rumbo, a caminar, sin detenerse, a pasos lentos pero con prisas por descubrir más allá de lo que ya se sabía. Pero el tiempo pasa, y pasa sin que te des cuenta, y cuando miras atrás, te das cuenta que tu vida puede que haya merecido la pena, por eso... nunca te rindas.

El viaje de las eras, todas abrazadas a un destino, imborrable.

Alas izquierda Origen Alas derecha
FBWM Símbolo
FBWM - Origen

Vivir no siempre es justo, es cierto que a lo largo de las épocas, muchos Pokémon han muerto sin necesidad de ello, por injusticias tales como guerras, enfermedades, o la fuerza de un cruel destino. Dicen que lo último que se piede es la esperanza, a lo que definen como aquello que siempre estará contigo hasta tu más tardío aliento, y que aunque te vayas al mundo donde residen las almas que dejaron de tocar la húmeda tierra, la esperanza nunca te abandonará, creyendo que algún día volverás a ese lugar, a tu hogar.


Cuentan las leyendas que desde antaño existieron unas misteriosas llaves, las cuales eran capaz de abrir los corazones de aquellas personas cuyo destino era fallecer y otorgarles un nuevo futuro, en el que poder seguir disfrutando de la vida.

No muchos lo han conseguido, pero es cierto que las llaves existen, y que de algún modo es posible hacer que aparezcan, aunque claro todo son leyendas, pero... ¿hay algo mejor que una persona destinada a la muerte pueda hacer?

Es desconocido el como invocarlas, si de verdad aparecerán, o quién es el que da dicha oportunidad. Pero merece la pena intentarlo.


En un pequeño y apartado pueblecito, típico de campo en el que los Pokémon más ancianos se dedican a la agricultura, y algunos niños se quedan con sus padres para aprender a seguir los pasos de la ganadería, vivían dos jóvenes Plusle y Minun mellizos, el macho era conocido como Akira, y su hermana como Yuna; pero ambos nacieron con el mismo defecto que conocieron años después de la trágica muerte de sus padres, una enfermedad que haría que su vida se detuviera una vez llegaran a los diecisiete años, sin poder dar vuelta atrás.

Los hermanos siempre estaban juntos, si uno iba a un lugar, el otro iba allá donde pudiera para alcanzarlo, eran inseparables, de hecho lo fueron hasta hace poco, hasta que... un día, Yuna volvió de estudiar a casa, su mirada ya no era la misma, sus ojos no brillaban, su rostro ya no tenía luz, sus pasos eran lentos como si al siguiente fuese a caer rendida al suelo. Akira miraba a su hermana constantemente en la distancia evitando que ella le viera, con la mirada perdida en la imagen de una chica sin fuerzas, las lágrimas caían por las mejillas de Akira, pero evitaba que le descubriera.

Cara de Akira Fran: Yuna... ¿qué está pasando? —dice ocultando las lágrimas.

Cara de Yuna: ... —camina hacia su hermano.

Entonces Yuna perdió el control y cayó desplomada al suelo, sus ojos quedaron cerrados, mientras Akira corría a por ella y la cogía en brazos, llevándola a toda prisa a su habitación donde la dejaría reposar el tiempo que hiciera falta. La enfermedad ya empezaba a notarse en Yuna, no era tan fuerte como antes, pero además había un factor secundario, el acoso que recibía por parte de compañeros de clase, estaba acabando con su interior.

FBWM Símbolo

Alas izquierda Mi camino Alas derecha
FBWM Símbolo
FBWM - Mi camino

Yuna siempre se quedaba apartada de todos en los días de clase, se sentaba sóla, a diferencia de los demás que iban en parejas, ella no quería tener a nadie a su lado; en el patio se escondía en un pequeño rincón evadiendo al resto de alumnos, comía lenta su merienda, mirando al suelo. Akira la seguía, escondido donde no le viera, preocupado por si su hermana le pasaba algo, quería estar ahí para defenderla.

Cara de Yuna: —Bebiendo zumo.— Tal vez debería ir con los demás, pero... no, no puedo hacerlo.

Cara de Akira Fran: E-esto, ¡Yuna! —sale de su escondite y va donde ella.— ¿Vamos ya a casa? —sonríe.

Cara de Yuna: —Levanta la mirada.— Oh Akira, me encontraste, ¿ya es hora de irnos?

Cara de Akira Fran: Sí, pero antes vayamos a comprar un poco de comida, ¿te parece bien?

Cara de Yuna: Hum—asiente.

Los mellizos fueron hasta una tienda de alimentos que se situaba no muy lejos de su casa, compraron unas cuantas bayas aranja y un poco de leche Mu-mu, pues era la favorita de los desayunos de Yuna. Caminaban, a un paso algo lento del que acostumbraban, en silencio, sin mirarse, hasta que Akira quiso romper aquella incómoda situación.

Cara de Akira Fran: Oye Yuna, he pensado que estaría bien apuntarnos juntos a algo, como cuando éramos pequeños, ya sabes, algún club divertido.

Cara de Yuna: ...—se detiene.

Cara de Akira Fran: ¿Y bien? ¿Qué te parece hermana?

Cara de Yuna: Lo siento Akira, pero no quiero volver a apuntarme a ningún club, perdóname—agacha la mirada y adelanta a su hermano a un paso más rápido.

De nuevo el mismo ambiente, el silencio volvía a inundar las calles del pueblo en el que tan solo podía escucharse el sonido de los Pidgey revoloteando y los pasos de los hermanos, junto al balancear de la bolsa de la compra. Akira no podía evitar sentirse mal, su hermana lo había dejado atrás, hasta que llegaron a la puerta de la casa.

Era un hogar algo peculiar, las persianas estaban todas bajadas, la entrada estaba llena de polvo y cartas tiradas en el suelo, como si nadie viviera en aquella casa. Entonces fue cuando algo comenzó a sonar tras ellos, una persona que no conocían de nada murmuraba unas palabras mirándolos, alzó las manos, y un fuerte viento comenzó a soplar.

MM: ...—alza las manos y crea dos enormes portales.

Dos grandes puertas aparecieron junto a él, eran oscuras, no se podía ver el interior, y de ellas brotaba una fuerza que los arrastraba. No daban crédito a lo que estaba ocurriendo, pues no sabían de qué se trataba, simplemente se agarraban con fuerza a uno de los barrotes de la casa para evitar ser tragados.

MM: Debéis encontrar las llaves, buscad vuestro destino—murmuraba de lejos.

Yuna se soltó de su hermano, no pudo aguantar más, y fue arrastrada hasta uno de los portales, su cara era de miedo, no quería soltarse de Akira, pero lo acabó haciendo. Akira se lanzó hacia su hermana con el fin de alcanzarla, pero no era posible, el portal ya se estaba cerrando, y él estaba siendo atrapado por el otro.

Cara de Yuna: —Mirando a su hermano entre la oscuridad del portal.— ¡Herman-! —desaparece con el portal.

Cara de Akira Fran: ¡Yuna, te encontraré, volveré contigo de vuelta, te lo prometo! —tratando escapar.

MM: Suerte jóvenes, vuestro futuro está en juego...—desaparece.

Y así, los portales se cerraron por completo, llevando a cada hermano a un lugar distinto, separándolos por completo y poniendo en juego sus destinos. Todo dependerá de sus acciones, que decidirán si podrán volver a verse de nuevo, o el futuro acabará acabando con ellos como está predestinado.

La prueba del destino ha dado comienzo, y el tiempo ha empezado a correr, las llaves están esperando.


FBWM Símbolo

Alas izquierda Elige una historia Alas derecha

Akira art Yuna art

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar